VEDRUNA
VISITA DEL EQUIPO GENERAL Y PROVINCIAL A VENEZUELA
21/04/2022
VISITA DEL EQUIPO GENERAL Y PROVINCIAL A VENEZUELA
Abril 2022
Un “antes”
Desde el mes de noviembre de 2021, en nuestra Asamblea de País online, el Equipo Provincial nos
informó que seríamos visitadas tanto por el Equipo General y Provincial, y desde ese momento
empezó nuestro Adviento, nuestro tiempo de espera que lo hemos vivido con mucha esperanza y
expectativas.
Un “durante”
En víspera de La Pascua de Resurrección, nuestro sueño se nos hizo realidad. El 22 de marzo,
pisaron tierra venezolana las hermanas María Inés García y María José Meira por el Equipo
General, el 24 la hermana Paulina García, por el Equipo Provincial.
Nuestras hermanas han compartido con nosotras nuestra vida en misión. Visitaron todas nuestras
comunidades y obras. También tuvieron encuentros con las comunidades laicales, grupos juveniles,
Equipo de Gestión. Estuvieron y participaron activamente en la Asamblea de País 2022, realizada
en la Comunidad del Carmelo Caracas.
Consideramos que este tiempo vivido desde el 22 de marzo al 08 de abril ha sido un tiempo de
gracia para nosotras.
Agradecemos su cercanía, escucha e interés por todo lo que estamos viviendo y las luces que nos
han dado en nuestro caminar.
Gracias a esta visita, todas las hermanas que hace dos años no nos habíamos encontrado
presencialmente, pudimos vernos, conversar, abrazarnos, cuidando las medidas de bioseguridad.
En la Asamblea nos comunicaron las Prioridades de la Congregación, donde están incluidas las del
CGA.
Resaltamos la importancia de la comunicación, aunque no es ningún acuerdo ni determinación
capitular, es un hilo conductor que aparece en todo el documento. Y con su exposición se ve
claramente esta constatación, ya que toda nuestra vida es relación con Dios, con los demás, con el
entorno. Del mismo modo, hablamos sobre el Cuidado integral, tan importante para la realidad de
todas nuestras hermanas y la toma de conciencia de cuidarnos nosotras mismas, entre todas y
cuidar nuestra naturaleza. También conversamos sobre el impacto de la Pandemia y sus
aprendizajes.
Tuvimos la oportunidad de celebrar juntas la Eucaristía dominical, pudiendo participar algunas de
nuestras hermanas mayores.
Por la tarde, nos dedicamos a reflexionar y dar pistas sobre nuestra vida en misión. Compartimos el
vaciado de unas encuestas, realizadas a las comunidades, donde se les pedían sus aportes para el
estudio de nuestras obras y presencias.
Ante la mesa de la fraternidad
“Fomentando relaciones inclusivas y de apoyo mutuo que promuevan la dignidad y la justicia
para todos. FVCPA nº 11
La ecónoma del País, nos puso al día sobre nuestra realidad económica, la situación de nuestros
centros, invitándonos a que tengamos presente la circularidad de los bienes, que el dinero es de
todas y, por lo tanto, tenemos que tener criterios y sentido de pertenencia congregacional en el
uso de los mismos. Concluyó esta parte comentando que se irán dando las pautas para las
siguientes partes del trabajo de Administración y gestión de los bienes, enviado por
VedrunAmérica.
Este espacio de la tarde fue muy rico, por el diálogo entablado entre nosotras y también por las
hermanas visitantes, quienes nos dieron su iluminación al respecto. Nos compartieron las
fortalezas palpadas en la visita y así como también los desafíos, dándonos algunas pistas para
seguir caminando.
Pero esto no terminó aquí, porque tuvimos la oportunidad de tener un Encuentro de Familia
Vedruna online, al día siguiente, con las personas que pudieron conectarse y que comparten
nuestra vida en misión, el tema que nos socializaron las hermanas fue sobre las Familias
Carismáticas de una manera clara, sencilla y amena.
Por todo ello damos gracias al Señor.
Un “después”
Lo vívido, escuchado y compartido, no acaba ahí, sino que ahora nos toca poner los medios para
hacer realidad, lo que nuestros corazones y nuestros ojos “han visto y oído. Cerca del aniversario
del nacimiento de Joaquina, nos parece resonar esas palabras “animo, iniciativa y diligencia, que
el Señor lo bendecirá, todo.”
H. Trina de Jesús Hernández CCV
Compartir