VEDRUNA
VENEZUELA. XXIVº Encuentro Nacional Vedruna, 2º día
26/07/2020

Hoy 24 continuamos el encuentro con una imagen de la frase de Santa Joaquina de Vedruna: “El amor nunca dice basta”, y una nota de voz de la Prof. Carolina, con la que nos dio la bienvenida para esta nueva jornada.

 

El centro Teresita González Quevedo nos dirigió una bella oración, con la lectura de Mt 13, 18- 23, la Parábola del Sembrador. Nos introdujo en la reflexión e identificación del terreno que fuimos durante el año escolar. Colocamos un corazón como símbolo del amor de Dios y llamas como símbolo del fuego del Espíritu Santo.

 

El Prof. Giclis, en una nota de voz dio las indicaciones para la dinámica del día, escogimos a un responsable por centro, elegimos un centro y le deseamos unos buenos frutos. Con esta actividad nos dimos cuenta de que los colegios estaban activos.

 

El tema de formación para el día de hoy “Motivación y vocación docente: Neuroquímica en tiempos de pandemia”, estuvo a cargo del Dr. Ángel Tovar. Comenta que ante la situación que estamos viviendo, hemos tenido que reinventar nuevas estrategias. Nos ayudó a tomar conciencia sobre el “aquí y el ahora”, situación que nos toca vivir sin añoranza del pasado, avanzar y vivir en el presente como un regalo. El ejercicio nos conecta con un neurotransmisor para focalizar la atención, llamado ácido gamma amino butírico, que nos ayuda a tomar decisiones claves en nuestra existencia. El cortisol es el neurotransmisor del estrés, que nos hace mantener la calma en tiempo de incertidumbre. Cuando convocamos a la serenidad, segregamos serotonina, químico conectado con la felicidad, que se diferencia de la dopamina, ésta está conectada con el bienestar y la sensación de recompensa corporal. Durante la pandemia, es necesario priorizar tres aspectos: el fortalecimiento del sistema inmunitario, la convivencia familiar a través de valores e inteligencia emocional y reforzar los procesos cognitivos para la toma de decisiones.

 

Para potenciar la motivación docente es necesario, aumentar nuestra autoestima, mantener la pasión por la vocación docente, conectarse con historias de civismo venezolano, ejercitar la respiración, leer, experimentar emociones positivas. Es importante moverse y reforzar la alegría de estar vivo. Conectar la generosidad, la gratitud y la reciprocidad. La dimensión espiritual como elemento clave para materializar el servicio con sentido trascendental. Convocar en todo momento los valores para salir adelante como país. Para finalizar, el ponente nos dejó una imagen de sus redes sociales, para responder a cualquier pregunta que pudiese surgir

 

Por la tarde nos volvimos a encontrar, iniciamos el encuentro animados por el centro “El Carmelo” de Cagua, que dirigió la oración de la Coronilla de la Misericordia actualizada.  

 

Nuestro lema para este próximo año escolar, nos crea un horizonte inspirador para nuestros centros. Debemos educar en defensa de la vida, lo cual exige responder a nuestra PEV, crear un factor de cambio social, potenciar nuestros hábitos de vida saludable, responsable, comprometerse con la defensa de los DDHH y trabajar a favor del desarrollo sostenible y el consumo responsable.

 

El lema pastoral 2020 – 2021, será: “ABRE MIS PUERTAS SEÑOR”, frase que significa, hacer vida la llamada del Señor, desde el Carisma Vedruna a cuidar la casa común. También posee la insignia congregacional de las Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna, unas puertas abiertas, como símbolo de apertura, de acogida, de llenar nuestro hogar con tu presencia y tu amistad. Por último y no menos importante, la imagen de la Biblia y el Vino y Pan, que hacen que las heridas del hoy sean compartidas, reconociendo que se hacen vida en la mesa del amor. Nos presentó también el hermoso canto de ese lema de Ain Karem, que nos recuerda que nuestra casa común, es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos. Propuso, tres claves fundamentales para hacer vida este proyecto educativo pastoral:

  • Vivir con sentido la propia vocación,
  • ahondar en la espiritualidad Vedruna y
  • optar por la ecología integral: Laudato Si.

 

Después de las resonancias del día, cerramos la jornada con la oración final, a cargo del centro Guaicaipuro II.

 

El Prof. Giclis despidió la jornada, agradeció la participación activa de todos los centros y nos invitó para la siguiente jornada de reflexión, formación y trabajo.

 

 

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies