VEDRUNA
VENEZUELA. La Misión Juvenil Vedruna (MJV) celebra los 12 años de fundación como movimiento juvenil
23/11/2019

El día 24 de noviembre celebraremos con alegría los 12 años de fundación como Movimiento Juvenil.

 

Las raíces del MJV están cimentadas en Venezuela, aquí comenzamos a dar nuestros primeros pasos, habíamos recorrido un camino y, ante la necesidad de seguir avanzando organizadamente, se aprueba en una Asamblea de Pastoral Juvenil con el apoyo de las HH encargadas en el año 2007 (HH Karla y Trina), tener una estructura organizativa por etapas con sus respectivos símbolos. Todo esto ayudó a una mayor organización a nivel de país y a la realización de un Proyecto de Pastoral, para ser ejecutado en clave de proceso, teniendo presente que el acompañamiento a los lugares donde funcionaban los diferentes grupos, necesitaban un mayor apoyo.

 

En un primer momento nos identificábamos como “Movimiento Juvenil Vedruna”, y al pasar el tiempo, en reunión con las HH encargadas de Pastoral Juvenil de VedrunAmérica nos identificamos en todos los países como “Misión Juvenil Vedruna”.

 

En Venezuela la pastoral ha tenido sus altos y bajos, y son muchos los procesos que hemos iniciado y finalizado con éxito. Tenemos actualmente un nuevo Equipo Nacional que va caminando y orientando con mayor énfasis la vida juvenil en clave de Espiritualidad y Carisma Vedruna.

 

De manera especial queremos dar prioridad a la pastoral vocacional empleando estrategias específicas, cuidando en no “dar por supuesto que la/el joven va a descubrir su vocación con sólo realizar temas formativos”. Nuestros jóvenes necesitan que se les cuestione directamente, que organicemos espacios para discernir su propia vocación, pues la sociedad les brinda un abanico de posibilidades y se percibe, en comparación a otros tiempos, que están más confundidos para seleccionar el camino a emprender.

 

El domingo 24 de noviembre con una Misa de Acción de Gracias nos presentaremos ante el Buen Jesús para poner en sus manos los nuevos proyectos, retos, sueños… y, sobre todo dar gracias por tantos regalos recibidos.

 

Desde ya damos gracias a la Congregación y a todas las HH de Venezuela que han abierto las puertas de las comunidades para escuchar, acoger y compartir la vida de los jóvenes que han sido y son parte de la Misión Juvenil Vedruna.

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies