VEDRUNA
VENEZUELA. Asamblea de país “Caminando en sinodalidad”
16/11/2021
Los días 13 y 14 de noviembre se llevó a cabo, de manera virtual, la Asamblea de Venezuela, titulada “Caminando en sinodalidad”. Por parte del Equipo provincial nos acompañaron Hna. Paulina García (Consultora Provincial) durante el desarrollo de la misma y Hna. María Teresa Cuervo (Provincial) en momentos puntuales.

Fueron dos días intensos vividos con sentimientos encontrados. Por una parte, la alegría de reencontrarnos y vernos, aunque fuera de forma virtual y al mismo tiempo las dificultades de conexión por las que pasamos.

Comenzamos con la oración inicial en sintonía con el tema. Seguidamente, tuvimos un conversatorio con Alfredo Infante SJ sobre la realidad sociopolítica y económica de Venezuela, con el objetivo de iluminar y orientar la realidad en la que nos encontramos y vivimos cotidianamente. Su exposición nos ayudó a tomar mayor conciencia de la gravedad del problema en que estamos envueltos los venezolanos. Expuso cómo Venezuela es un país que está casi en peligro de extinción ya que los ejes fundamentales de todo el país: territorio, población y estado están en situaciones alarmantes. Conocemos los millones de venezolanos que se han desplazado a otros países buscando mejoras de vida, sabemos de la fuga de personal cualificado, más de 250 mil educadores que han salido, quedando una parte de la juventud sin muchos deseos y/o motivación al estudio, ya que los sueldos de cualquier profesional son una miseria y es más fácil rebuscarse el sustento por otras vías. El desplazamiento en nuestro territorio es muy difícil porque no se consigue ni combustible ni dinero en efectivo para los pasajes, la salud es deplorable y así una larga lista de situaciones reales que no podemos negar. Ante esta realidad tan desoladora, Alfredo nos invitó a diferenciar la ‘situación’ de la ‘realidad’. Nos invitó a buscar las posibilidades y oportunidades que están dentro de nosotras mismas y salir adelante. Nos recordó la máxima de S. Ignacio: ‘en tiempo de desolación, no hacer mudanza’. Insistió en que lo importante es abrirnos a la esperanza que va más allá del mero optimismo como condición psicológica.

Compartimos los planes de acción de los diferentes equipos de animación, cerrando así el día primero.

El domingo nos unimos a la Iglesia Venezolana en la celebración ‘del Abrazo en familia’, reflexionamos sobre los aspectos fundamentales del CGA, quedándonos como reto retomar el documento en nuestras comunidades y descubrir cómo hacerlo vida.

Las prioridades de la Provincia para el trienio nos dieron luces para revisar y concretar nuestras prioridades.

Tomamos conciencia de nuestra realidad grupal tanto en la realidad de las hermanas como en comunidades y obras que tenemos, todo ello dentro de la realidad tan compleja en que está el país.

Todo ello nos ayudó a concretar cuatro prioridades a trabajar en el próximo trienio.

La oración al final de la tarde del domingo 14, dirigida por Hna. Paulina, quien nos motivó a tener presente las características del árbol con profundas raíces, analizar cómo están y que raíces nos llevamos en esta Asamblea. Nos invitó como grupo venezolano a peguntarnos qué nos sentimos llamadas a flexibilizar y cómo está nuestra densidad interior. Nos animó a vivir en la fidelidad al carisma y querer de Dios.

Nos despedimos con agradecimiento por los días compartidos, a pesar de las dificultades, y con un reconocimiento a Hna. Paulina García que, con su cercanía, sencillez y paciencia, nos acompañó en estos dos días intensamente vividos.
                                   Hna. Trina Hernández CCV
Compartir