VEDRUNA
REPÚBLICA DOMINICANA-SANTO DOMINGO. Centro Vedruna de Capacitación Técnica
17/03/2020

Compartimos con gran alegría que este nuevo año hemos comenzado las Acciones Formativas con muy buena acogida y participación. Las mujeres de diferentes zonas, asisten con interés y entusiasmo a realizar diversos cursos. Esto genera esperanza en todo el equipo de trabajo.

 

El Centro de Capacitación es una buena plataforma de acompañamiento y seguimiento a mujeres y jóvenes de esta zona necesitada, que ayuda a romper el círculo de violencia, marginación y pobreza, para apostar por mejores condiciones de vida.

 

En estos momentos tenemos en funcionamiento cinco cursos de Acciones Formativas: costura, confección de cojines, diseño de bodas y 15 años, maquillaje y un básico en enfermería, con una participación de 124 mujeres. Estos grupos son los que se encargan de difundir y dar a conocer el centro a jóvenes y mujeres de otras comunidades aledañas, aumentando así la participación en los mismos.

 

La población beneficiaria vive en condiciones de vulnerabilidad y, con mucho sacrificio, deciden capacitarse y prepararse para ingresar al mundo laboral. Las más empoderadas de ellas, tienen planes de emprender proyectos de microempresas, para poder ayudar en la manutención de la familia y de esa manera ir cerrando la brecha de pobreza. 

 

Destaca el clima de familia, festividad, colaboración y solidaridad que se va gestando en los diferentes grupos de formación. Tanto las alumnas como las capacitadoras, a medida que nos van conociendo, se van identificando con la misión de la Congregación y el estilo Vedruna.

 

Otro aspecto importante es referente al cuidado y protección del planeta, por lo que se ha implementado la costumbre de asistir a clase con un vaso o termo para tomar el agua, evitando así, el consumo masivo de plásticos desechables. También se hace énfasis en el fomento de la justicia y la paz, procurando concretarlo en pequeños compromisos.

 

Al finalizar cada curso tenemos una celebración y exposición de los trabajos realizados, además de presentar los próximos cursos, con el fin de garantizar que las mujeres continúen formándose y se perfeccionen de manera integral en el oficio elegido.

 

La experiencia que tenemos es que cuando una persona entra al centro y logra el objetivo de finalizar algunos de los cursos, continúan inscribiéndose en otros, porque se identifican y valoran la formación que se les ofrece. Algunas de las mujeres expresan: “Cuando no vengo me hace falta”. “Estoy aprendiendo mucho”.  “Voy a hacer todos los cursos que me ofrezcan” …

 

Esta bonita experiencia de caminar con estas jóvenes y mujeres nos hace decir igual que nuestra madre Joaquina que deseamos “seguir abrazando las necesidades de las mujeres marginadas” de estas comunidades de San Felipe, Villa Mella.

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies