VEDRUNA
PVE: ENTRETEJIENDO FRAGILIDADES, ENCUENTRO RED SEL
28/10/2019

Mientras estábamos reunidas en la Red SEL, la bióloga Sandra Myrna Díaz, ganadora del Premio Investigación científica Princesa de Asturias,  pronunciaba palabras  que tenían mucho que ver con lo que estábamos tratando: "La naturaleza, que me gusta definir como el tapiz de la vida, del que formamos parte, nos entreteje y nos atraviesa...Cada hebra es muy frágil, pero el tapiz en su conjunto tiene la robustez de los muchos, una robustez hecha de innumerables fragilidades entretejidas. Dedico este premio entonces a todos los frágiles, de cuyo amoroso batallar depende hoy y dependerá en el futuro, la persistencia del tapiz de la vida."

El viernes por la tarde tejimos los hilos de siete comunidades Vedruna que tienen el color de la diversidad ya que están acompañando a personas migrantes. Juntas decidimos aunar fuerzas en lo que tal vez un día llegue a ser el nudo SEL "Vedruna migraciones".

El sábado pasamos la mañana entretejiendo en talleres los hilos de la Interculturalidad y del Diálogo, para que en el tapiz de la naturaleza humana no haya ni "rajaduras ni agujeros", como diría Sandra Myrna; practicamos el difícil y necesario arte del respeto, de la palabra que no se impone, que propone, que abre espacios a la Vida.

Por la tarde trabajamos sobre la organización de la Red SEL en torno a lo que llamamos "nudos de innovación": gestión de proyectos y subvenciones; comunicaciones internas; recursos humanos, voluntariado y planes de formación. Fue otra manera de seguir tejiendo para que se hagan verdad eso de... "Ensancha el espacio de tu tienda..." Y, efectivamente, el sábado por la noche nuestra tienda se ensanchó en una hermosa celebración interreligiosa donde nos asombró el rico tapiz de la vida.

"Cada hebra es muy frágil, pero el tapiz en su conjunto tiene la robustez de los muchos", decía la galardonada... Es lo que experimentamos el domingo escuchando lo que viven en los proyectos de Reus-Aixeca´t y de Puerto Real: niños y niñas migrantes de un barrio, ancianos y ancianas de una ciudad se hicieron presentes en la sala y nos hicieron sentir que el conjunto de nuestra Familia tiene robustez; nuestra fuerza como Familia viene de tantas fragilidades anudadas que contribuyen a ese "amoroso batallar" para que el tapiz de la Vida sea cada vez más hermoso.

Fue un encuentro precioso.

Teo Corral, ccv

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies