VEDRUNA
PVE. Encuentro Mini zona Valencia Sur
26/10/2019

El sábado 26 de octubre nos reunimos en Denia las comunidades de hermanas y laicado de la mini zona sur. Es de agradecer el esfuerzo que realizan quienes vienen de Cartagena y La Unión, que queda tan lejos. Se nota la alegría al encontrarnos y disfrutar del paisaje de Denia, que nos recibía con una neblina matinal que embellecía el paisaje.

El primer momento es siempre para dar la bienvenida y agradecer el hecho de acudir al encuentro. La parábola de los talentos nos sirve para comenzar la jornada compartiendo la Palabra y lo que ella nos dicta al corazón…distintas visiones para un mismo texto que nos enriquece y nos une entorno al mensaje de Jesús.

La primera sesión de trabajo ha sido para compartir la misión de cada comunidad, junto a una pregunta: ¿Qué aporto, aportamos a nuestra realidad, en nuestro entorno? Una a una cada comunidad ha ido desgranando la riqueza de nuestros dones, compartidos y repartidos allí donde nos encontramos, la familia, los compañeros de trabajo, el vecindario, la comunidad…Muchas experiencias son comunes en lo que aportamos: cercanía, escucha, presencia comunitaria, acompañamiento, acogida, promoción, empoderamiento, consuelo, cariño, servicio, compartimos lo que somos y tenemos, fe y vida… Y todo eso transmitido con imágenes, música y texto, símbolo hecho a mano como un buen ebanista…Se percibía el trabajo realizado por cada comunidad y el cariño con que se había realizado…

Hemos descansado un rato y en una segunda vuelta, compartir lo que recibimos…Una afirmación unánime: ¡recibimos más que lo que aportamos!.. De nuevo y de muy distintas formas, creativas y alegres, hemos ido expresando: satisfacción, cariño, valoración, acogida, alegría, confianza, apertura de mente, nos ayuda a crecer en solidaridad y generosidad…

Tanto lo que aportamos como lo que recibimos es signo de dinamismo, de que construimos juntos y juntas una casa común de puertas y ventanas abiertas. Delante de un dibujo de una casa hemos cogido una gominola-ladrillo- como signo de que todas y cada una somos constructoras. Y nos lo comemos.!. ¡Buenísima!...

Y llegó el momento de informar sobre lo que había sido la asamblea provincial; esto es algo que se agradece porque es un grupo que desea estar informado de la marcha de la Congregación.

Antes de evaluar, una gominola- esta vez un corazón- que cogemos y lo intercambiamos con la persona que estaba a nuestro lado diciendo una palabra que expresara lo que había sido el encuentro.

En un ambiente festivo y alegre, nos hemos reunido en la mesa a comer. Agradecemos la disponibilidad de la casa de las Hnas. Mayores de Denia, que siempre nos acoge con cariño.  Y nos despedimos con un ¡GRACIAS Y HASTA PRONTO!

Isabel Martínez,ccv

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies