VEDRUNA
PVE. Encuentro Galilea 2018
13/02/2018

Los días 10 y 11 de Febrero, en el Centro Vedruna de Valladolid, más de 74 asistentes entre hermanas, laicas y amigos Vedruna, se han encontrado para celebrar Galilea’18, que ya contaba con aforo completo desde hace tres semanas. El tema de las jornadas ha sido:

“Ante la herida del abuso y de la violencia sexual” Una reflexión interpeladora.

En la presentación de las jornadas, Lola Arrieta, expuso que en el Capitulo XXVII,  se plantearon  retos apasionantes para nuestra fe, que invitaban a repensar las realidades que están ocurriendo y no podemos silenciar más sin que se convierta en silencio cómplice.  Mujeres y menores, usados como mercancía sexual, nos interpelan a nosotras, mujeres Vedruna. Concluyó afirmando que se trata de abordar la cuestión con una actitud reflexiva y vital, y que las victimas piden que no se las abandone, para lo que queremos tomar conciencia y no contribuir a esta exclusión.  

A continuación, María Teresa Compte, profesora de doctrina Social de la Iglesia, expuso su ponencia: “¿Tiene la Doctrina Social de la Iglesia algo que decir sobre las víctimas?”, repasando los documentos de los últimos papas, profundizó sobre la palabra de la Iglesia ante todo tipo de abuso, económico, personal, de poder, etc... Posteriormente, Gil José Sáez Martínez (sacerdote diocesano, Vicario Judicial de Cartagena y Presidente del Tribunal Eclesiástico) con una metodología clara y concisa, nos explicó los aspectos jurídicos en el tema de los abusos sexuales; y Soeur Mary Lembo CSC, nos informó del Programa de Formación que existe en la Universidad Pontificia Gregoriana en el Centro de protección de la infancia, para prevenir los abusos. Con sus ponencias dieron respuesta a esta cuestión: “¿Cómo trabajar y acompañar esta realidad?”. Manifestaron que la potencia del abuso se encuentra en el silencio, y que cuando se habla se le quita fuerza y el objetivo principal es prevenirlo. Las víctimas de abusos dentro de la Iglesia reclaman justicia, si no somos justos nos jugamos la credibilidad de la Iglesia, que tiene la misión específica de dar testimonio de justicia. Hacer daño a una persona es hacer daño a Dios. Las  exposiciones dejaron bastante impactada a la concurrencia, quedando  bastante claras las ideas y el cómo actuar llegado el momento.

Al final de la tarde, Elena Blanco, expuso su experiencia en la que, como comunidad y junto con otros profesionales,  prestan atención directa a menores, de los que son familia responsable, aportando afecto y límites, tratando de reparar el abuso o abandono del que son víctimas. Entre sus objetivos está el que sepan identificar que es el abuso y no lo repitan. Su reto es reconducir vidas muy rotas y prevenir situaciones, ya que uno de cada cinco niños sufre abuso y no se detecta. Constituyó una afirmación muy motivadora que comunicase que creen en la recuperación y que el daño no es irreversible.

El programa: “Encuentro en la noche”, que viene realizando Puy Araujo, ofrece presencia y contacto con mujeres de la noche, que viven el desprecio,  la exclusión y la persecución hasta de los mismos que promueven su estancia en la calle.

“Abramos la puerta. Viene gente nueva a compartir la mesa”. Carmen Maganto, cerró las intervenciones tratando el tema   de la diversidad sexual, que parece fácil de entender y es difícil de aceptar. Nos habló sobre cómo se desarrolla la sexualidad en el ser humano, que no es cosa simple, ni está polarizada. La orientación sexual no es una opción deliberada y no puede modificarse.

Podemos decir que la reflexión ofrecida en estos días ha cumplido los objetivos propuestos.  Los asistentes quedamos ampliamente informados e interpelados, lo que nos da claridad sobre cómo gestionar lo tratado. Comprometernos y concretar actuaciones es el paso siguiente, porque esto no puede quedar solo una reflexión.

 

Paqui Serrano

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies