VEDRUNA
PVE. Celebración de Santa Joaquina
31/05/2020
22 de mayo 2020. Colegio Carmelitas Sagrado Corazón de Vitoria-Gasteiz
 
Amor y más amor que nunca dice basta. Esta frase tan conocida de Joaquina es la que me ha inspirado para escribir estas líneas. Es una frase que orientó la vida de Joaquina y que nos ha legado un carisma diferenciador a las personas que tratamos de seguir con su misión.
Y “amor y más amor que nunca dice basta” es algo que sentí en la celebración de Santa Joaquina del pasado 22 de mayo. Os explico el por qué.
Habíamos empezado el curso del 125 aniversario del Colegio Carmelitas Sagrado Corazón con muchas ganas y con una ilusionante planificación  de actividades e iniciativas.
Pero como todos sabemos, la Covid 19 salió al encuentro del mundo entero.
Celebrar Santa Joaquina en tiempos de pandemia ha sido una realidad muy extraña. Nunca nos habíamos encontrado en una situación como esta. Alumnos y profesores en  sus casas desde el 9 de marzo y en principio con la idea de volver en no mucho tiempo.
 Pero la pandemia pronto fue mostrando su lado más desgarrador y lo que en principio pensábamos que sería rápido y leve, se transformó en miedo, enfermedad, pérdidas cercanas y una larga cuarentena y aislamiento social.
Profesores intentando mantener la actividad docente vía online con los alumnos, y más importante, manteniendo la cercanía, el contacto, el cariño, la preocupación  con ellos e intentando acompañarles en estos días tan difíciles para todos.
Todo esto con dudas, vértigo y miedo. Preocupados por la salud de compañeros, alumnos y familias. Preocupados por ese alumno que no se conecta, por ese otro que no quiere hacerlo, por el que no tiene posibilidad de hacerlo. Preocupados también por saber si estábamos haciendo bien nuestro trabajo, por si los alumnos nos seguían bien, preocupados de cómo mejorar día a día.
Os podéis hacer una idea.
Y el tiempo ha ido pasando y hemos podido retomar contactos, llorar pérdidas y celebrar recuperaciones. Al mismo tiempo, las conexiones online nos han ido resultando más familiares y nos han permitido continuar con las clases  amoldándonos a la nueva situación.
Y en esto que, en un abrir y cerrar de ojos, nos encontrábamos ante la festividad de Santa Joaquina.
Aquí es donde retomo la frase: Amor y más amor que nunca dice basta.
Ha sido una gozada comprobar (aunque haya sido online) cómo hemos trabajado y celebrado el día de Santa Joaquina. El acompañamiento de los tutores a los alumnos durante todo el día. La oración-celebración preparada por el Equipo de Pastoral, los dibujos realizados por los más pequeños, las canciones de Santa Joaquina, los vídeos de canciones de los alumnos de la ESO, el Escape Room online sobre Santa Joaquina  hecho por Montañeros Vedruna, las manualidades de Santa Joaquina de Primaria, el concurso de carteles del día, el vídeo directo con DJ Xaibor con dedicatorias para alumnos y profesores, el video de los profes dedicado a los alumnos y un sinfín de buenos materiales que desde Fundación Vedruna, y preparados por otros colegios, nos han hecho llegar y hemos podido utilizar.
Y ese día, descubres y disfrutas del trabajo de un montón de compañeros y alumnos que han preparado cosas maravillosas para que las disfrutemos todos el día de Santa Joaquina.
Una auténtica pasada. Una auténtica gozada. Un maravilloso regalo para todos.
Así que Amor y más amor que nunca dice basta.
¡Ójala! que el trabajo de todos los Vedruna siga luciendo allá donde quiera que estemos presentes y en la situación en la que nos encontremos.
¡Ójala! que nuestro trabajo haga posible un mundo más al estilo de Jesús de Nazaret y al estilo de Santa Joaquina de Vedruna.
Mis mejores deseos para toda la familia Vedruna desde el Colegio Carmelitas Sagrado Corazón de Vitoria-Gasteiz. Cuidaos mucho y amor y más amor.
 
 
Aitor Uriarte (Miembro del Equipo de Pastoral)
Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies