VEDRUNA
PERÚ-LA SELVA. El pozo de la comunidad de San Juan
30/05/2020

En nuestra casa de San Juan hay un pozo que es una bendición para todo el pueblo, especialmente para los vecinos que desde hace 20 años van a él para abastecer de agua a la familia, un agua dulce, fresca y saludable.

 

Este pozo forma parte de la historia de muchos niños y adultos, pues como el pozo de la Samaritana, es lugar de reunión, de conversaciones, de comentarios de lo que sucede en el pueblo y de compañía cuando alguna hermana se queda sola en la casa.

 

Con esta situación de la pandemia, hace ya varios meses que estamos fuera del pueblo, pero el pozo sigue siendo bendición. Un vecino tiene la llave para entrar al patio de la casa y todos los días abre la puerta para que, quien desee, pueda llegar a llenar sus baldes.

 

Y estamos alegres de poder brindar este servicio pues, aunque desde hace unos años el pueblo tiene agua en sus casas, es un agua salada que sólo les cubre algunas necesidades, ya que no es saludable para beber o cocinar.

 

El pozo nos permite estar presentes en el pueblo a pesar de la ausencia obligada que aún se va a prolongar por un tiempo más.

Hna. María José Gimeno

 

 

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies