VEDRUNA
PERÚ- Comunidad PRIMAVERA. Cuidando la naturaleza
30/10/2019

En medio de este ambiente que vivimos en el que la naturaleza es tan maltratada y en el que vamos aprendiendo a tomar conciencia de la necesidad de cuidar nuestra casa común, desde la perspectiva de una Ecología Integral, mientras en Roma se está celebrando el Sínodo de la Amazonía, las hermanas Leonor y María José de la comunidad de San Juan, hemos tenido la oportunidad de participar en una interesante y significativa actividad que se ha realizado en una escuela de la red rural de Fe y Alegría, en un pueblo llamado Primavera, ubicado a orillas del río Tamaya, afluente del río Ucayali.

 

El proyecto llamado “Conservación y liberación de tortugas acuáticas (taricayas)” se inició hace ya unos meses trayendo desde una reserva 10 nidos de aproximadamente 25 huevos cada uno. Durante 72 días, los padres de familia y los niños de la escuela han estado cuidándolos al mismo tiempo que viviendo con expectativa la llegada del momento de destaparlos. Han podido experimentar la alegría de ver salir a las “taricayas” de su encierro en la arena y durante 20 días las han cuidado y al mismo tiempo sensibilizarse sobre la importancia de consevar los animales de los que obtenemos tantos beneficios además de formar parte de la riqueza y belleza de la selva.

 

Y llegó el día de la liberación en presencia de la mayor parte de los habitantes del pueblo. 50 de las “taricayas” se llevaron a la orilla del río y se las liberó en la arena. Los niños estaban muy emocionados viendo cómo siendo tan pequeñitas corrían hacia el agua al soltarlas en la arena y también han sentido pena de ver como se alejaban nadando hacia la otra orilla del río.

 

Aún quedan otras 200 tortugas para ser liberadas cuando sean un poco más adultas, con el deseo de que, al menos un número significativo, puedan sobrevivir y lleguen a reproducirse y multiplicarse. De esta manera, padres y alumnos han ido tomando conciencia de que cuidar la naturaleza y en ella a los animales en particular, es una tarea no solamente necesaria sino también gratificante.

 

Felicitamos a las profesoras que han tenido esta bonita iniciativa y al Biólogo que las ha asesorado en todo el proceso. Ahora queda el compromiso de continuar con esta actividad haciendo que sea una contribución al cuidado sostenible de esta especie característica de la selva peruana.

 

Ha sido una pequeña y al mismo tiempo significativa acción a favor de la vida y el cuidado de nuestra casa común.

Hna. María José Gimeno

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies