VEDRUNA
HAITÍ. Un idioma común: tan lejos, pero tan cerca
09/07/2019

Ya comenzamos nuestro proyecto de campamento en Haití.

 

Al llegar ya algunos niños esperaban en la puerta de la escuela, sonrientes y amables a pesar de no conocernos. 

 

Nos sorprendimos de la organización de 125 niños en el centro del patio, formando un círculo, para presentarnos y dar la bienvenida a todos. Las dinámicas son muy alegres, interactuando entre ellos y por supuesto con nosotras también.

 

El recibimiento por parte de niños y monitores locales ha sido muy cercano, familiar, haciéndonos sentir más relajados y seguros del reto al que nos enfrentábamos.

 

Por un lado, creíamos que la diferencia de idioma sería un problema, pero conseguimos comunicarnos bastante bien, pues la sonrisa y el amor forman parte de un lenguaje universal.

 

Por otro lado, la experiencia del trabajo en los talleres ha sido realmente enriquecedora y aunque veníamos con la idea de enseñarles nuevos juegos y aportar nuevas dinámicas de trabajo, ellos nos han aportado algo mucho más profundo: “cariño, interés por conocernos, respeto, mucha alegría y amor”

 

Estamos seguros de que esta experiencia en la que nos acabamos de embarcar dejará una huella permanente en nuestros corazones.

Triana, Flori y Blai

 

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies