VEDRUNA
Europa.- Información de la antena AEFJ
14/09/2019

La Red Internacional AEFJ (África, Europa, Fe, justicia) a la que pertenece nuestra Antena de Madrid en la que están implicadas más de 60 congregaciones, entre ellas la nuestra, tiene como objetivo promover la justicia económica entre la Unión Europea y África. Su sede está en Roma y el secretariado en Bruselas, desde donde estamos influyendo en las reuniones de los parlamentarios europeos.

Llevamos trabajando tres años en el “acaparamiento de tierras en Senegal”, concretamente en el pueblo de KOUDIADÉNE.

Una empresa española, SEPHOS.SA. se ha instalado desde hace unos diez años en una zona agrícola. Actualmente ocupa sus campos de cultivo para extraer fosfato de cal para venderlo. La extracción se realiza a cielo abierto y, por tanto, con su correspondiente ruido y polvo, lo que afecta a la población. Esta empresa había firmado un compromiso de mejoras en el lugar, entre otras:

→ Ofrecer empleo a los jóvenes de la localidad, junto con unos salarios dignos.

→ Regar el camino por donde transitan los camiones y personas

→ Rellenar los agujeros que se realizan con las perforaciones

→ Dar medicamentos a la clínica del lugar y al dispensario de KOUDIADÉNE.

→ Abrir una escuela de capacitación agrícola

→ Crear un microcrédito para mujeres…

Se convocó una reunión en Senegal de AEJFN, Redes, representantes de la población de Koudidiène, funcionarios de la fábrica y el Sr. Nolasco. Éste aseguró que se cumplirían las promesas, pero en la actualidad todo sigue igual e incluso ha cortado la comunicación.

Las consecuencias medioambientales son perjudiciales para la naturaleza, - ya que está avanzando una gran desertización- y para la población en la que se constata un aumento de resfriados, asma, enfermedades de la piel, principalmente entre los niños y niñas más pequeños.

Hemos empezado a contactar con algunas antenas de África, en concreto con la coordinadora de Centro África, la religiosa africana Elianne BALDI, que participó en la Conferencia de acaparamiento de tierras en Costa de Marfil en 2017, junto con obispos, sociedad civil, movimientos sociales y representantes de los distintos países.

Destacó el impacto tan fuerte en la vida social, económica y acciones graves como la profanación de bosques sagrados, destrucción de ecosistemas, pérdida de la agricultura y de semillas que les habían servido de subsistencia a lo largo de generaciones. Nos comunica que la Iglesia se implica en los programas de reconciliación, en la cura de las heridas del pasado y prevenir el futuro; pero le falta planes para realizar reformas catastrales para asegurar las tierras de cultivo de los agricultores.

Nuestro secretariado de Bruselas quiere movilizar la Plataforma NUESTRA TIERRA ES NUESTRA VIDA, donde la gente de Iglesia, la sociedad civil de Europa y äfrica trabajen el “acaparamiento de tierras en África”.

La LAUDATO SI nos recuerda que somos parte de la comunidad de la creación, no dominadores, no menores que un sirviente, sino iguales y servidores y que toda la actividad económica tiene que respetar la ecología y medio ambiente para servir a los hombres y mujeres de hoy, a las generaciones futuras.

Lo más inquietante de la explotación de África por los países de Europa, América…es la complicidad de los gobiernos nacionales africanos y el silencio de la iglesia en África. Esta debe poner al día su doctrina tradicional para estar de acuerdo con la filosofía africana de la vida y la Doctrina Social de la Iglesia.

Los programas de desarrollo buscan aumentar el PIB de los países africanos, introducir nuevas técnicas para una explotación más fácil y no ven las necesidades de estas comunidades.

África debe romper las cadenas de pobreza, desarrollar sus propios programas económicos y tomar su futuro en sus manos.

Los programas de desarrollo para África van en favor de quien los hace. El “ Plan Maestro”, mantiene los mismos modelos de siempre, añadiendo estrategias más sofisticadas.

África posee lo que necesita, pero tiene que tratar la corrupción endémica especialmente de los políticos y saber qué quiere sobre cooperación económica.

Aquí, la Iglesia, en su lucha por el acaparamiento de tierras tiene que ir más allá de las limitaciones del culto y desafiar la amenaza del robo de tierras y del sistema económico injusto.

La antropología cristiana es paralela al principio de “Ubuntu” cada mujer y cada hombre es la imagen y semblanza de Dios. ( Gn. 1,27)

 

PODÉIS OBTENER INFORMACIÓN EN EL SIGUIENTE ENLACE: http://aefjnmadrid.org/

Justi Sarmiento,ccv

 

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies