VEDRUNA
Cataluña- Caldes de Malavella. Encuentros navideños
05/01/2018
 Con motivo de las fiestas de Navidad, los niños y niñas de la escuela “La Benaula” de Caldes de Malavella siempre vienen a nuestra comunidad a cantar villancicos. El 19 de diciembre, unos cuarenta alumnos i alumnas de 3r y 4t de primaria y cuatro maestros de esta escuela nos ofrecieron unos villancicos muy bien cantados. Dentro del Espíritu de Navidad, hay que valorar la sensibilidad de los maestros y la generosidad de los niños y niñas para prepararnos una tarde entretenida y alegre. También constatamos que en esta escuela se educa en los valores navideños: pensar en los demás y hacerse solidario. Resultó una velada muy agradable y dinámica. Al final, Pilar Casanovas los obsequió con unas piruletas, como muestra de agradecimiento.


Y no han sido sólo estos cantos navideños, porque la coral del Centro Psicopedagógico Madre de Montserrat también nos ofreció otra velada. Canciones de Navidad en catalán y en castellano y todo de memoria, sin ni un papel. Tiene mucho mérito puesto que son personas discapacitadas que sólo pueden cantar lo que han repetido muchas veces. Venían acompañados por dos hermanas Hospitalarias y dos educadoras que se cuidan de la coral.
Una velada muy exitosa, tanto por parte de las hermanas de la comunidad como de los participantes de la coral. Al terminar nos hicimos una foto de conjunto para poderla comparar cuando vuelvan el próximo año.

El día 28, también como cada año, nos visitan las germanas Bañeras. Sara que se dedica profesionalmente al canto y Maria, que le ha dedicado también muchas horas; son acompañadas al piano por el maestro Espinosa. ¡Qué concierto! Después de ofrecernos su repertorio nos obsequiaron con villancicos tradicionales e invitaron todos los presentes a cantar. Antes de finalizar el encuentro ofrecimos un piscolabis para compartir las impresiones con todos los que tenemos el privilegio de vivir cada año este concierto. 

Finalmente, el 2 de enero llega la primera cita del año de las comunidades cercanas. Propiciamos este encuentro para celebrar la Navidad con las hermanas mayores de Caldes que no tienen muchas oportunidades para encontrarse con otras hermanas de la Zona.

A las 4 de la tarde nos encontramos puntualmente en la sala para presenciar lo que cada comunidad trae preparado: recitar algún poema o representar una escena de los Pastorcillos. Pasamos juntas un rato muy animado. Vale la pena todo el ajetreo para ver las caras de satisfacción y la emoción que sienten algunas de las hermanas de la casa.

Este año se han hecho presentes hermanas de 9 comunidades. Hemos sorteado un fular de puntilla hecho por una hermana de Caldes y un obsequio para cada comunidad. Antes de dar el encuentro por finalizado, para no desfallecer por el camino, merendamos un poco: pan con tomate, butifarra dulce y longaniza.
Nos despedimos con un “hasta la vista” y “hasta la próxima”. Nos sentimos Congregación y lo queremos manifestar también de esta manera.
Pilar Casanova
Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies