VEDRUNA
Cataluña - Olot. Celebración de las "Bodas de Diamante" de la hermana Pilar Heredia
16/05/2018

Bodas de Diamante de la HERMANA PILAR HEREDIA Y VALLES


Comunidad Vedruna de Olot, 8 de mayo de 2018

 

El pasado 8 de mayo, la hermana Pilar Heredia y Vallés celebró sus Bodas de Diamante con una emotiva Eucaristía y una comida de fraternal. La Eucaristía, que presidió Mn. Lluis Solà, tuvo lugar en la Capilla de la Residencia Sant Jaume de Olot, conocida por los olotenses como "la Capilla del Hospital". Esta Misa, siempre muy concurrida, lo fué aún más con motivo de este evento ya que, acompañando a la comunidad de Olot había hermanas venidas de las comunidades de Caldes de Malavella, Calella de la Costa, Girona, Granollers Hospital, la hermana delegada y otros amigos, además de los feligreses habituales.

En el transcurso de la Celebración la hermana Pilar renovó los votos y agradeció el don que Dios le ha dado por tantos años de entrega y servicio a la Iglesia y a la Congregación con estas palabras:

«Hoy hace 75 años que con toda la ilusión y alegría me entregué a Dios, cogida de la mano de María. He tenido algunas crucecitas pero me han ayudado y han sido los puntales de mi vida la fe, la alegría, la comunidad en la que he vivido la familia y amistades, las que cada mañana vienen a Misa. 

Doy gracias a Dios de todo lo que recibo y del perdón del corazón del padre que me espera con los brazos abiertos como el Hijo Pródigo. Pero yo tengo más suerte porque me espera la MADRE.

Gracias de todo y que el Señor se acuerde de mí. Y a vosotros, los que me acompañáis, os pido que me ayudéis a dar gracias.

Renuevo los votos de pobreza, castidad y obediencia con más madurez y con la misma alegría de mi primera profesión. Que Él haga de mí lo que QUIERA. En Él ESPERO! »
Vic 8 de mayo de 1943 - Olot 8 de mayo de 2018

 

Para la hermana Pilar fue un gozo renovar su consagración a Dios vivida en comunidad y misión. Primero, dada plenamente a la educación de los niños y jóvenes y, más adelante, entregada a las diferentes tareas y servicios que la Dirección del Hospital de Sant Jaume de Olot le confiaban.

Al mismo tiempo, como no podía ser de otra manera, insertada en su comunidad cristiana donde, mientras la edat se lo permitió, formó parte del grupo de catequistas y de Caritas parroquial.

La suya ha sido una vida plena, que le ha permitido manifestar el amor misericordioso de Dios y ser instrumento de su amor entre los que, a lo largo de estos 75 años de vida religiosa, le han sido confiados.

La fiesta se prolongó en torno a la mesa con una sencilla comida  y un significativo COMPARTIR.

 

 

 

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies