VEDRUNA
BRASIL. Sombras y luces ///// Sombras e luzes
22/11/2022
Hoy queremos compartir con todas/os las preocupaciones y alegrías que estamos viviendo en Brasil durante este período de cambio político. En una publicación anterior, contamos cómo la Comunidad de Belo Horizonte se involucró en la elección de Luiz Inácio Lula da Silva como presidente del País. Hoy les contamos cómo estamos tras las elecciones.

Tuvimos dos vueltas electorales, ambas en octubre: el 2 y el 30. Si bien teníamos la esperanza de que Lula fuera elegido en la primera, también sabíamos que sería difícil porque, tanto él como su partido, el PT (Partido de los Trabajadores), había sido masacrado y que Lula fue detenido para que no participara en las elecciones de 2018, ya que tenía todas las posibilidades de salir victorioso. En la cárcel, no quiso ningún indulto y soportó más de 500 días en prisión porque quería ser juzgado y absuelto. Y así fue. Salió de la prisión y continuó la lucha política que siempre lo había caracterizado.

Durante los 4 años del gobierno de Bolsonaro, la pobreza, el desempleo, el hambre, la violencia y muchos otros males que hicieron sufrir a los brasileños crecieron de manera alarmante. El hambre asoló este rico país que exporta alimentos a muchas partes del mundo. Lula se emociona mucho siempre que habla de la dura realidad de hambre y de miseria en Brasil. Ya ha demostrado, en sus 8 años de gobierno, que sabe acabar con esos males, aunque también sabe que será difícil por el estado en el que se encuentra el país. Las arcas están vacías y se ha desviado mucho dinero para la reelección de Bolsonaro.

¿Cómo estamos ahora? Oficialmente desgobernados. Lula asumirá el cargo el 1 de enero de 2023. Bolsonaro desapareció, aunque sigue siendo presidente. Sus partidarios están haciendo todo lo posible para no reconocer la victoria de Lula: están bloqueando caminos, tratando de acabar con el estado de derecho a través de un golpe militar, amenazando de muerte a quienes se oponen a sus intentos. También se enfrentan a la policía. Están apoyados por grandes empresarios y terratenientes, con el presidente detrás de tantas barbaridades.

Pero, en medio de la oscuridad, aparecen luces que iluminan y dan valor: los pobres continúan organizándose y los movimientos sociales siguen en la lucha, y nosotras con ellos.

Compartimos algunas fotos de la marcha de los pobres en situación de calle en la Jornada Mundial de los Pobres en Belo Horizonte. Se celebró el sábado 19.

Fuimos con toda la comunidad y llevamos a los que querían participar, es decir, los que se quedan en la plaza cerca de nuestra casa. Fue un día bendecido con la coordinación de la “Pastoral da Rua”, de la que participamos como voluntarias. Uno de los obispos auxiliares de Belo Horizonte acompañó la marcha todo el tiempo, después del desayuno tenido en el Centro de Pastoral.

También la nueva Comunidad Misionera ínter de Brumadinho, de la que participa H. Idalina Barion, ya ha iniciado sus actividades de conocimiento mutuo y encuentro entre sus miembros y con el párroco de la Parroquia local. Por estas luces damos gracias al buen Dios y, con las dificultades, aprendemos que debemos continuar en la lucha.
                                  Hna. Virma Barión, CCV

                                           -0-0-0-0-0-0-0-0-0-
Hoje desejamos partilhar com todas, as alegrias e preocupações que vivemos no Brasil durante este período de mudanças políticas. Em uma publicação anterior, contamos como a Comunidade de Belo Horizonte se envolveu no trabalho de eleição de Luiz Inácio Lula da Silva para Presidente do País. Hoje contamos como estamos depois das eleições.
Tivemos dois turnos de eleições, ambos em outubro: dia 2 e dia 30.

Embora tivéssemos a esperança de que Lula seria eleito no primeiro, também éramos conscientes de que seria difícil porque, tanto ele como o seu Partido, o PT (Partido dos Trabalhadores), tinham sido massacrados e que Lula foi preso para que não participasse das eleições de 2018, uma vez que tinha todas as possibilidades de sair vitorioso. Não quis nenhum indulto e aguentou mais de 500 dias na prisão porque queria ser julgado e inocentado. E assim foi. Saiu da prisão e continuou a luta política que sempre o caracterizou.

Durante os 4 anos de governo de Bolsonaro, cresceu assustadoramente a pobreza, o desemprego, a fome, a violência e outras muitas coisas ruins que fizeram os brasileiros sofrerem. A fome assolou esse País tão rico e que exporta alimento para muitas partes do mundo. Lula se emociona muito quando fala da realidade da fome e da miséria no Brasil. Ele já provou, nos seus 8 anos de governo, que sabe acabar com elas, embora sabe também que vai ser difícil pelo estado que encontrou o País. Os cofres estão vazios e muito dinheiro foi desviado para a reeleição de Bolsonaro.

Como estamos neste momento? Oficialmente desgovernados. Lula só toma posse no dia 1 de janeiro de 2023. Bolsonaro desapareceu, embora segue sendo o presidente. Seus apoiadores estão tentando de tudo para não reconhecer a vitória de Lula: estão bloqueando estradas, tentando acabar com o Estado de Direito a través de um golpe militar, ameaçando de morte quem se opõe às suas tentativas. Enfrentam também a polícia. São apoiados por grandes empresários e latifundiários, estando o Presidente por trás de tantas barbaridades.

Mas, no meio da escuridão, surgem luzes que iluminam e dão coragem: os pobres seguem se organizando e os movimentos sociais continuam na luta.

Vão umas fotos da caminhada dos pobres em situação e rua no dia mundial dos pobres aqui em Belo Horizonte. Fomos toda a comunidade e levamos quem quis nos acompanhar, dos que ficam na praça perto da nossa casa. Foi um dia de bênção com a coordenação da Pastoral da Rua e um dos Bispos auxiliares de Belo Horizonte nos acompanhou o tempo todo.

Também a nova Comunidade Missionária de Brumadinho já iniciou suas atividades de mutuo conhecimento e encontro entre elas e com a realidade local. Por essas luzes damos graças ao bom Deus e, com as dificuldades aprendamos que devemos seguir na luta.
Compartir