VEDRUNA
BRASIL. Un nuevo Kairós
03/01/2023
El primer día de enero fue un día de mucha alegría y esperanza en la tierra brasileña. Después de tantas amenazas e incertidumbres, el regalo de la paz nos fue dado con la toma de posesión del nuevo presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva. La oración constante no defrauda.

El panorama era de guerra. Los partidarios del anterior presidente, junto con él mismo, no aceptaron el resultado de las elecciones y, desde el 30 de octubre, promovieron el caos, la inseguridad, el disturbio en muchos espacios del suelo brasileño, pidiendo la intervención militar. El propio presidente que fue derrotado, no aceptó la victoria de Lula y partió para Estados Unidos en vísperas de la toma de posesión, negando a Lula el paso de la banda presidencial que se acostumbra tener.

La actitud y los “actos terroristas” de los opositores no impidieron que más de 300 mil personas, de todas las partes del País, acudieran a Brasilia para la ceremonia. Un verdadero “Mar Rojo” (rojos eran los polos de la mayoría de los simpatizantes de Lula) que representaba la liberación en el paso de la esclavitud a la libertad. En su discurso, Lula reforzó cada una de las promesas de la campaña política. Y, de nuevo, lloró cuando habló de los pobres que pasan hambre en un país tan rico como Brasil. Los pobres tocan el corazón del presidente. La esperanza de días mejores se confirma a principios del año 2023. Nosotras, Vedruna en Brasil, tenemos el placer de compartir esta buena noticia con toda la familia Vedruna.

Por no recibir la banda del mandatario anterior, ni de la mano de su vice, la maestra de ceremonia, esposa de Lula, convocó a diversas categorías sociales a pasarle el símbolo de su poder como presidente del país. La banda partió de la mano de un niño negro de 10 años, que posteriormente pasó por la de otras personas, entre ellas, un indígena, una persona con necesidades especiales y varias otras. Al final llegó a las manos de una mujer negra y pobre, que la puso sobre su pecho de presidente, rompiendo con el modelo establecido durante tantos años. En el gobierno de Lula, los pobres y excluidos tienen un lugar preferente. La esposa de Lula lloró de emoción.

Aunque ustedes han seguido la ceremonia por los medios de comunicación social, compartimos algunas fotos significativas del evento.
                                  Hna. Virma Barion CCV
Compartir