VEDRUNA
BRASIL. María Julia da Conceição: “Alegría de ser joven Vedruna”
15/03/2020

El 01 de marzo de 2020, recibí con mucha alegría la carta respuesta para entrar en el pre-noviciado. Este momento fue y está siendo un tiempo muy especial para mí, y lo estoy viviendo con mucha ilusión y felicidad.

 

Para mí fue una gran sorpresa recibir la respuesta. Me encantó y llenó de alegría lo que las hermanas expresaban en la carta, sobre mi crecimiento, los pasos de avance en mi camino, y que yo podría dar ese otro nuevo paso en mi caminada.

Fue tanta la emoción que me dieron ganas hasta de llorar de alegría. Tanta alegría hizo en mí que pasara todo el día sonriendo por cualquier cosa y mis ojos brillaban especialmente.

Las hermanas de la comunidad también se quedaron muy contentas con mí alegría, y recordaron la entrada de ellas en el pre-noviciado, algunas ya con algún tiempo, y me acogieron con las palmas.

 

Después de este día fuimos buscando juntas la mejor fecha para ese gran día en mi vida. Miramos algunas fechas posibles y después vimos como significativo el 10 de marzo, dónde íbamos a recibir la visita de las HH Fátima Borges y Mª José Meira, del equipo general, y Marilei Freo, Hna. enlace del país.

 

Seguí viviendo los días que antecedían mi entrada con la misma alegría de antes, con mucha gratitud a Dios, por los detalles de las hermanas en vivir conmigo este tiempo, expresado siempre en los momentos de oraciones y en nuestras conversaciones.

 

El 10 de marzo, viví cada momento con mucha gratitud a Dios, la fiesta fue muy linda, personas especiales en mi caminada me enviaron mensajes de apoyo y cariño. En las ofrendas leí mi carta de petición, y fui acogida en nombre de la congregación, por Hna. Marilei. Al finalizar todas las HH me dieron un abrazo de acogida.

 

Como signo de mi caminada escogí una blusa, que fue muy importante en mi misión como joven Vedruna: “Alegría de ser joven Vedruna”, la escogí porque es lo que vengo viviendo en este tiempo. Hago mi misión con la alegría de ser una joven Vedruna, de ser parte de esta familia. En este día fui a dormir “sintiéndome importante para Dios”, fue una noche muy tranquila. La alegría sigue acompañándome cada día.

María Julia da Conceição

   

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies