VEDRUNA
BRASIL. Año 2022, seguimos en la virtualidad con la asamblea de país
11/01/2022
Los días 5 al 7 de enero de 2022, las Hermanas de Brasil, estuvimos reunidas virtualmente para la asamblea del año. Contamos con mucha alegría con la presencia de la hermana Noeli María Massoni, por parte del Equipo Provincial.

Nuestro encuentro estuvo marcado por momentos profundos de espiritualidad, reavivando nuestra intimidad con el Señor Jesús, nuestro Tesoro, y deseando ser fieles en la vida en misión compartida con nuestra familia ampliada.

Tuvimos la participación de la coordinadora del laicado de Brasil Cícera Aparecida Santos da Silva que compartió la acción de gracias por el camino vivenciado a lo largo del año 2021, en sintonía con el laicado de la provincia y de la Congregación.

También se hizo presente la MJV de Brasil que, de manera agradecida compartió todo el camino hecho en conjunto con los jóvenes, donde toda la familia fue incluida en las actividades de formación ofrecida. Esa misma comisión nos ofrece momentos y actividades para realizar y celebrar con alegría y gratitud este año 2022, con ocasión de los 70 años de la presencia Vedruna en tierras brasileras.

Como grupo de hermanas hicimos una memoria apreciativa y agradecida por todo lo vivenciado, por los desafíos y fortalezas del año 2021, con la familia ampliada y con el pueblo que trabajamos y compartimos la vida. Fue un espacio para tomar mayor conciencia de la realidad de disminución de fuerzas de nuestro grupo de Brasil, de la necesidad de estar en constante discernimiento de nuestras presencias de misión, en una actitud de apertura para el nuevo momento que se va dibujando.

Con gran alegría contamos con la presencia de la hermana Herminia Alvarez, Administradora General, en nuestra asamblea. Nos regaló una rica mañana de formación sobre la gestión doméstica: Raíces Carismáticas. Ella nos ofreció momentos fuertes y significativos, desde la experiencia fundante de Joaquina, con su confianza total en Dios, en todas sus actitudes y decisiones cotidianas.

Nos queda la invitación y el reto, de vivir de nuestro propio trabajo, cuidar de nuestros bienes, no crearnos necesidades, sentirnos mujeres de esperanza, acariciar, abrazar y amar a todos y todas, vivir con transparencia y confianza total en Dios y en nuestros hermanos y hermanas, ser mujeres deseosas como Joaquina, del MAS…

Finalizamos estos días de asamblea con un momento celebrativo, agradecidas por todo lo compartido, con el deseo de empezar este nuevo año aprovechando cada momento en nuestra vida en misión, en el compromiso que vamos asumiendo, personal, comunitaria, congregacionalmente y como familia Vedruna.
                                       Maria do Socorro Vieira, CCV
Compartir